La Religión

¿Creían los antiguos mayas en un sólo dios?

¿Cómo hablaban los mayas con los dioses?

¿Aún existe la religión maya?

 

 

 


¿Creían los antiguos mayas en un sólo dios?

Ixchel, diosa de la luna
La religión era muy importante para los mayas. Tenían muchos dioses y diosas. Uno para cada aspecto de la vida. El sol fue un dios importante y un poco bravo. La diosa de la luna era una mujer elegante, siempre mostrada con un conejito en las manos. ¿Sabes porqué? Mira la próxima luna llena y si observas bien, ¡aparecerá un conejo en ella!
Ya sabes que dependían mucho de la naturaleza. La ropa, los materiales de construcción y las herramientas venían directamente de su entorno natural. También para la comida dependían completamente de lo que les daba la tierra. Así que no es extraño que la religión estuviese muy relacionada con la naturaleza. Había un dios de la lluvia, un dios del maíz y un dios del viento, ¡y muchos más!
K'inich, dios del sol
 
 

¿Quiénes dirigían las ceremonias religiosas?

Sacerdote maya
Los sacerdotes que dirigían las ceremonias religiosas eran personas muy especiales. Sólo los hombres más importantes podían ser sacerdotes. y el rey era el más importante de todos. Por lo tanto, el rey tenía mucho poder, porque no sólo era el jefe del reinado, sino también el líder de la religión. Así que él podía decidir cuándo empezar una guerra, cuándo sembrar la milpa, y también cuándo casarse.   Curandero maya

La gente común, los campesinos y los trabajadores, obedecían a los sacerdotes, pero también hacían sus pequeñas ceremonias en las casas o en las cuevas de la montaña. Los mayas creían que las cuevas eran entradas al inframundo. Eran lugares oscuros y un poco peligrosos y allí dejaban ofrendas para sus dioses.
 

¿Cómo hablaban los mayas con los dioses?

Los mayas creían que los dioses y los antepasados lo sabían todo. Por eso les pedían ayuda en muchas situaciones. Preguntaban al dios de maíz cuándo sembrar. Al dios de la lluvia le pedían que por favor mandara una buena tormenta, mientras del dios de la guerra querían una victoria en la lucha contra los enemigos. Para poder comunicarse con los dioses, los sacerdotes organizaban rituales con fuego, copal y música. A veces, el sacerdote se cortaba la lengua u otra parte del cuerpo para echar unas gotas de sangre en el fuego. En el humo, los sacerdotes podían “leer” las respuestas de los dioses.
Cuchillo ceremonial
 
Sacrificio
Para que los dioses no se enojaran, los mayas realizaban ofrendas y sacrificios. A veces eran cosas pequeñas, como flores o frutas pero si lo que querían era pedir un gran favor a los dioses, les ofrecían regalos más grandes, como un jaguar u otros animales. Y para ceremonias muy importantes, ¡ofrecían personas! A nosotros nos parece horrible que mataran a personas para entregarlas a los dioses, pero para los mayas era un gran honor ser sacrificado en una ceremonia religiosa.
 
 

¿Cómo eran las iglesias mayas?

Los lugares donde los antiguos mayas honraban a sus dioses no se parecen mucho a las iglesias de hoy.
Muchos reyes construían templos sobre las pirámides. La pirámide es una plataforma muy alta y sobre ella el rey edificaba el templo donde se celebraban las ceremonias religiosas. La pirámide representa una montaña y las habitaciones del templo son como las cuevas de la montaña. Desde lo alto el rey podía ver a toda la gente reunida en la plaza y todos ellos podían ver al rey y a sus sacerdotes.

Templo Rosalila
En el parque arqueológico de Copán Ruinas todavía podemos observar algunos de estos templos. Aún hoy son muy impresionantes, pero ya no se ven tan bonitos como eran en aquel tiempo, pintados de diferentes colores, sobre todo de blanco y rojo. En la noche las antorchas iluminaban las esculturas de los dioses y diosas Los tambores sonaban sobre la plaza y se olía el copal en los fuegos ceremoniales. En un ambiente así, ¡las ceremonias debieron ser muy impactantes!
 

¿Practicaban los mayas el juego de pelota?

En muchas de las antiguas ciudades mayas se han encontrado campos de pelota. Practicaban el juego con una pelota de hule con la que debían tocar unos marcadores situados en las orillas del campo. Pero la pelota sólo podía lanzarse con las caderas y los hombros, nunca con las manos o los pies. Para protegerse, los jugadores se ponían un yugo alrededor de las caderas, un tipo de faja gruesa de cuero.

Jugador de pelota
Jugador de pelota
 
Este juego no sólo fue un deporte para divertirse. También era una ceremonia religiosa en la que se representa una lucha, como describe el Popol Vuh, el libro sagrado de los mayas. El Popol Vuh cuenta como dos héroes gemelos bajan al inframundo para jugar pelota contra los dioses. Reproducir esta lucha era una ceremonia muy importante. Toda la gente del reinado venía a ver el juego, al igual que el rey y sus familiares.
 

¿Se convirtieron al catolicismo los mayas?

Los españoles que conquistaron Honduras en el siglo XVI eran católicos y consideraron la religión de los mayas como diabólica, forzándolos a convertirse al catolicismo, sin darles mucha opción Sin embargo, esta conversión no resultó muy problemática, porque, en cierta manera, el catolicismo se parecía mucho a la religión de los mayas. Por ejemplo, la cruz católica que traían los españoles se asemejaba a las dos ramas del árbol sagrado que llevaban los mayas a sus ceremonias religiosas.

Fueron forzados a olvidar sus dioses, pero los santos católicos no eran tan diferentes a los dioses en los cuales ellos siempre habían tenido fe. Igual a los españoles, los mayas también creían en el cielo y el inframundo, que es similar al infierno de los católicos. Entonces, los mayas se convirtieron al catolicismo, pero aún al día del hoy, podemos ver evidencias de la antigua religión maya en sus ceremonias y ritos.
Ramas del árbol de la vida
 

¿Aún existe la religión maya?

La religión, tal y como la practicaban los antiguos mayas ya no existe. Pero aún hoy en día todavía viven muchos mayas que creen en las fuerzas de la naturaleza. Practican una religión que tiene sus raíces en la de sus antepasados y honran algunos de los dioses antiguos, como Chaak, el dios de la lluvia. Para estos mayas, los antiguos sitios son sagrados y en ocasiones celebran ceremonias en ellos. También hacen ritos en las cuevas y en las milpas pidiendo lluvia para los cultivos o agradeciendo por las cosechas.

Chaak
Mayas de hoy
Tenemos que respetar estos lugares sagrados, porque para los mayas son importantes. No importa si creemos en las mismas cosas, lo importante es respetar los espacios sagrados de los demás, igual a como respetamos las iglesias de los católicos y los templos de los evangélicos. Respetar los sitios sagrados de los mayas significa que no debemos destruir los monumentos antiguos, ni escribir nuestros nombres en ellos. Tampoco debemos sacar piedras u otras cosas de estos sitios.
 

Sabías que…

Glifo de Chaak
El dios de la lluvia y del rayo se llama Chaak. A veces tiene un hacha-rayo en su mano. O se usaba su glifo o símbolo, como puedes ver a la izquierda. Fue un dios importante para los campesinos.
Los mayas también tenían un dios de los comerciantes; un dios de las abejas; un dios de la muerte; un dios de la guerra, un dios de la artesanía ¡y muchos más! A la derecha ves el glifo de una abeja.
Glifo de abeja
Pelota de hule
La pelota con que jugaban los mayas tenía más o menos el tamaño de la cabeza de un niño y era muy pesada: ¡8 libras!