Los Gobernadores

¿Cómo se enterraban los reyes?

¿Quién fue el último rey?

 

 

 


¿Quién fue el primer rey de Copán?

Yax K'uk Mo'


El primer rey o gobernante de Copán no nació en este valle, sino que vino de Tikal. En esta época, Tikal era una gran ciudad maya situada en lo que ahora es el departamento de Petén en Guatemala.
El nombre de este rey era Yax K’uk Mo’, que significa Primer Quetzal Guacamaya. El quetzal y la guacamaya eran pájaros muy especiales para los mayas, por lo que era un gran honor tener un nombre así.
Yax K’uk Mo’ probablemente vino a Copán poco antes del año 426. El pueblo de Copán todavía no era muy grande y Yax K’uk Mo’ logró conquistarlo sin muchos problemas. A partir de este momento, él se convirtió en el rey de este lugar, y tenía todo el poder.


Cuando Yax K’uk Mo murió, su hijo, Popol Hol tomó el trono, quien a su turno dio el reinado a un hijo suyo. Así que todos los reyes tuvieron a Yax K’uk Mo’ como antepasado. Poco a poco, el pequeño pueblo maya se convirtió en una gran ciudad de unos veinticinco mil habitantes.
Incensarios representando los reyes de Copán
 
 

¿Cómo se coronaba el rey?

Sacrificio
Al morir el rey, el hijo mayor tomaba su puesto, sin tener en cuenta la edad que éste tuviese, por lo que a veces el nuevo rey era muy joven, ¡un niño todavía! La vida del pequeño rey no era nada fácil. Tenía que tomar decisiones importantes y también debía sobresalir como guerrero. Participaba en muchas ceremonias religiosas y a la edad de cinco o seis años, ¡el niño ya sacrificaba su propia sangre!
Por los murales y las pinturas en la cerámica sabemos que la coronación era una ceremonia muy importante. El futuro rey se sentaba en una almohada cubierta con pieles de jaguar y los sacerdotes le colocaban un penacho decorado con piezas de jade y conchas de mar. El nuevo rey también recibía un bastón de mando como símbolo de su nuevo poder.
¡Los antiguos mayas sí sabían organizar una buena fiesta! Los músicos tocaban sus tambores, flautas, conchas y maracas mientras los invitados bailaban y los poetas presentaban sus últimas poesías. Lastimosamente no se ha conservado ninguna canción o composición musical de los antiguos mayas, pero por las imágenes en los murales encontrados y por la música que la gente maya todavía toca el día de hoy, nos podemos imaginar cómo debían ser las fiestas de aquella época.
Escena de la corte maya
 

¿Cómo se enterraban los reyes?


Normalmente, la gente enterraba a sus muertos en la entrada de sus propias casas, pero el rey era tan importante, que merecía un entierro muy especial. Preparaban una tumba en el interior de los templos y en ella depositaban el cuerpo de su líder, con granos de maíz dentro de su boca para que el rey pudiera comer durante su viaje al inframundo.
Tumba de un rey
 
Pieza de cerámica
También le dejaban varias piezas de jade por si necesitaba ofrecer algo a los dioses del inframundo. Alrededor de su cuerpo colocaban regalos preciosos: piezas de cerámica con incienso o alimentos, conchas, pieles de animales, joyería, todo lo que era bonito y valioso para que el rey muerto continuara su viaje con lujo y gloria.
 
 

¿Cómo se vestían los reyes?

Rey maya
Gracias a lo que se ha conservado de la antigua cultura maya tenemos bastante información sobre cómo se vestían los reyes. ¡Y era muy diferente a la moda de hoy! Los reyes no se ponían pantalones, sino un taparrabo, una pieza de tela angosta y larga que se envolvían sobre las caderas y entre las piernas, de forma parecida al pañal de un bebé. Estaban bordados y decorados con perlas y plumas. Sobre los hombros se colocaban una pequeña capa bordada, que en ocasiones incluso se adornaba con plumas.
Para las ceremonias se envolvían la cabeza con largas piezas de tela y decoraban este turbante o penacho con plumas de quetzal y conchas de mar. A veces los hombres trenzaban su largo pelo y les gustaba adornarse con joyería de jade y obsidiana. Se ponían aritos en la nariz y en los labios; y usaban orejeras. Las muñecas, rodillas y tobillos los adornaban con pulseras y alrededor de la cintura, se colocaban fajas de cuero o pita que en ocasiones tenían placas de jade en el frente. También acostumbraban a colgar calaveras humanas de sus fajas y para algunos eventos especiales se pintaban el cuerpo.
Como los mayas sólo representaban en sus pinturas y estelas a los personajes más importantes, no sabemos mucho acerca de cómo se vestía la gente común. Pero se han encontrado pruebas que indican que los demás hombres también usaban el taparrabo, aunque no tan lujosos como los de la nobleza. También se colocaban una capa sobre los hombros, igualmente más sencillas que las de la gente importante. Como zapatos, los mayas usaban sandalias de cuero. En general se puede decir que cuanto más importante era el personaje, más adornada estaba su vestimenta. Las mujeres usaban un huipil, un vestido sencillo de algodón y en ocasiones decoraban el cuello de este vestido. En Guatemala y México todavía hay muchas mujeres mayas que visten así. Los símbolos que usan en su bordado relatan de dónde son, a qué familia pertenecen ¡y mucho más!
Sandalia de la noblezaSandalia de un campesino
 

¿Quién era 18 Conejo?

Estela de 18 Conejo
18 Conejo, o Waxaklajuun Ub’Aah K’awiil, su nombre en maya, fue uno de los reyes más importantes de Copán. Fue coronado en el año 695, durante el periodo más glorioso del reinado, cuando la costumbre era coronar al hijo mayor, pero en este caso rompieron con la tradición, pues 18 Conejo fue uno de los hijos menores. Era inteligente, curioso y había viajado mucho por diferentes lugares del mundo maya de aquel entonces. Le gustaba el arte y ordenó la construcción de muchas estelas fabulosas. En cada una de estas estelas lo podemos ver vestido como un dios diferente, para resaltar que él también era divino. Hay una estela muy bonita de 18 Conejo, con representaciones de su cuerpo a ambos lados. En el lado Este (por donde sale el sol, símbolo del inicio de un nuevo día y de la vida) vemos un rey muy joven, pero al otro lado, se ve a 18 Conejo mirando al Oeste (donde se pone el sol, el final del día y la vida), ahora representado con barba y mucho más viejo.
18 Conejo también construyó el último campo de pelota de Copán, el que hoy podemos ver, pero pocos meses después de terminar la construcción, fue capturado por los guerreros de Quiriguá, una ciudad maya vecina y muy cercana a la actual frontera entre Guatemala y Honduras. En el año 738, después de ser rey por cuarenta y tres años, terminó la vida de 18 Conejo cuando el rey de Quiriguá le cortó la cabeza.
Estela 18 Conejo
 
 

¿Quiénes son los hombres representados en el Altar Q?


Altar Q

El Altar Q es una de las piezas más fabulosas del sitio arqueológico de Copán. Se trata de una gran piedra cuadrada que los mayas usaban para sacrificar los animales que ofrecían a los dioses.
A cada lado se han tallado las representaciones de cuatros personas. Antes, los arqueólogos creían que se trataba de astrónomos, pero ahora sabemos que son los dieciséis primeros reyes de Copán. En la parte del frente vemos al fundador de la dinastía, Yax K’uk Mo’, entregando el bastón de mando a Yax Pasah.

 El rey Yax Pasah tuvo muchos problemas durante su mandato, pues no sólo había hambre y enfermedades en el valle de Copán, sino que además debió enfrentarse a ciertos miembros de la nobleza que pretendían parte de su poder político y riqueza. Para demostrar al pueblo que solo él era divino y quién tenía derecho a todo el poder, mandó tallar este altar representándose a sí mismo recibiendo el poder directamente del fundador de la dinastía de Copán.

Yax K'uk Mo' y Yax Pasah
 

¿Quién fue el último rey?

El último rey de Copán se llamó Ukit Took y ascendió al trono en el año 822, en una época en la que, como ya hemos visto, existían muchos problemas en Copán: Ukit Took, en su deseo de mostrar su poder al pueblo, e imitando a Yax Pasah ordenó la construcción de un altar que debió haber sido como el famoso Altar Q. Pero sus problemas aumentaron y nunca logró terminarlo, pudiendo finalizar sólo uno de los cuatro lados. No sabemos si Ukit Took murió en Copán o si huyó, pero lo que sí sabemos es que con el final de su reinado también se terminó la gloria de la ciudad de Copán.
Yax K'uk Mo' y Ukit Took
 

Sabías que...

Kinich con los ojos bizcos
Las personas con una deformación física (ojos bizcos, cojos, enanos, gente con jorobas etc.) eran consideradas divinas y muy respetadas. Los mayas creían que sus cuerpos eran como casas para los dioses.
Los reyes mayas no se llamaban “Juan” o “Antonio”. Sus nombres casi siempre tenían algo que ver con los dioses y con la naturaleza, como los siguientes: Humo Mono; 18 Conejo (el glifo de su nombre puedes ver a la derecha); Humo Caracol; Primer Quetzal Guacamaya y Luna Jaguar. Una excepción fue el segundo rey Popol Hol, que significa “Cabeza de Petate”.
Glifo 18 Conejo
Taparrabo
La moda de los antiguos mayas era muy diferente a la nuestra. ¡Estos días jamás verás a un hombre adulto con algo parecido a un pañal! Pero para los mayas era muy común. Lo que no era común era mostrar el ombligo. ¡Esto se consideraba muy indecente!