La Escritura

¿Con qué escribían los mayas?

¿Por qué ya casi no se habla el chortí?

 

 

 


¿Por qué aprendemos a escribir?

Floresmila en la escuela de La Pintada
Ahora casi todos los niños y niñas van a la escuela y aprenden a leer y escribir. Esto es bueno porque así nos podemos comunicar mejor con otras personas a través de cartas, informes o solicitudes y leemos libros y periódicos para aprender más acerca de lo que pasa en el mundo. La escritura también nos ayuda a organizar y expresar nuestros pensamientos y sentimientos. Lo bonito es que sólo usamos lápiz y papel para escribir.

Pero no siempre fue así. En tiempos de los antiguos mayas, no había lápiz o papel, ni libros. Tampoco todos los niños aprendían a escribir. Sólo las personas que pertenecían a la élite, es decir, a la nobleza, podían escribir. Y para conmemorar eventos especiales, usaban el servicio de escribanos profesionales. Así quedó guardada parte de la historia de los mayas.
Códice de Madrid
 
 

¿Cómo escribían los mayas?

Los mayas no usaban letras para escribir, sino dibujos. Estos dibujos se llaman jeroglíficos, o más bien, glifos. En ocasiones, también nosotros usamos dibujos en lugar de palabras escritas. Mira los siguientes ejemplos:

$ Este símbolo significa dinero.
Una flecha nos indica la dirección.
Una cruz casi siempre representa a la iglesia o a la religión.
Una calavera con dos huesos cruzados abajo es un símbolo que significa peligro.
Lo vemos a veces en empaques que contienen veneno y es un aviso que también comprende la gente que no sabe leer.

Escribano
Distintas maneras de escribir "jaguar"
Si los mayas querían escribir la palabra “jaguar”, hacían un dibujo de la cabeza del jaguar. También tenían glifos que representaban sonidos, parecidos a nuestras letras, sólo que cada glifo representa una silaba, es decir, un conjunto de letras, y no una sola letra. Para escribir la palabra “jaguar”, nosotros usamos las letras a, g, j, r, u. Los mayas dibujaban tres glifos, cada uno representando una silaba, así:
ja + gu + ar
A veces los mayas usaban el dibujo y el símbolo de un sonido en un solo glifo.
Para nosotros es bastante difícil poder leer los glifos mayas. Algunos dibujos, como la cabeza del jaguar, son fáciles de entender, pero otros en cambio, no tenemos ni idea de su significado.

 

¿Con qué escribían los mayas?


Los antiguos mayas no tenían lápiz de tinta, ni cuadernos. Todo lo que usaban para escribir lo encontraban en la naturaleza. Hacían tinta de pigmentos naturales y escribían con pinceles. Utilizaban un tipo de papel de corteza que se trataba con cal para blanquearlo y suavizarlo. Tampoco tenían libros tal como los conocemos ahora, sino que doblaban largas piezas de este papel como un acordeón y usaban los dos lados para escribir.
Escribano
 
Códice
Estos libros Mayas se llaman códices. Contienen dibujos y textos escritos en glifos sobre la historia de los mayas, sus creencias y su manera de vivir. Lastimosamente sólo sobrevivieron cuatro de estos códices en todo el mundo. Como son de papel, muchos se arruinaron por la humedad del clima. Además, a su llegada a estas tierras, los conquistadores españoles quemaron muchos textos porque querían que los mayas se convirtieran al catolicismo y no leyeran los textos que ellos consideraban diabólicos.
 
 

¿¿¿Se puede leer una escalera…???

Estatua en la Escalinata Jeroglífica
Una de las construcciones más bonitas en el Parque Arqueológico de Copán Ruinas es la Escalinata Jeroglífica. Es una pirámide enorme con una escalinata de veintiún metros de largo y más de dos mil glifos tallados en las gradas. En el centro de la escalinata están sentados cinco reyes de piedra y al inicio hay una enorme cabeza de un monstruo del inframundo.

Cuando se descubrió, esta escalinata se encontraba en muy mal estado. La mitad de las gradas se habían caído y era imposible saber en qué orden estaban situadas originalmente aquellas piedras talladas. Los primeros arqueólogos empezaron a reponerlas pero no sabían exactamente a dónde pertenecían y al no saber interpretar los glifos, colocaron las piedras en cualquier lugar, complicando así el trabajo de los arqueólogos de hoy, porque a pesar de su buena intención, ¡hicieron un gran relajo!
Escalinata Jeroglífica dibujado por Tatiana Proskouriakoff
 

¿Cómo se descifran los glifos?

Descifrar los glifos mayas no es nada fácil. Algunas veces podemos reconocer una imagen, como por ejemplo la cabeza de un jaguar, pero la mayor parte de las veces, las representaciones que vemos en estos glifos, no se parecen a nada conocido. Sin embargo, en los últimos años, los arqueólogos han aprendido mucho y con cada nuevo descubrimiento logran descifrar más glifos. ¡Los especialistas ya pueden descifrar el 85% de todos los glifos mayas!


Alfabeto de Diego de Landa
Códice de Paris
 
Un gran apoyo ha sido cierto documento del obispo español Diego de Landa quien llegó a Yucatán, México, en el año 1562, siendo el primero que apuntó los glifos mayas y los sonidos que representan. El problema fue que él pensó que cada glifo representaba una letra, igual a nuestro sistema y hubo que esperar muchos años, hasta que el lingüista ruso Yuri Knorosov descubrió que estos glifos no representan letras, sino sílabas, un conjunto de letras.
Descifrar glifos mayas es un trabajo de comparar muchos glifos y en ocasiones tratar de adivinar lo que significan por su contexto, o sea, por la otra información que tenemos. Por ejemplo, si lees la frase: Hoy hizo mucho calor porque el XXX estuvo muy fuerte, puedes imaginar qué palabra debe estar en lugar de las XXX.
 

¿Un niño puede ser arqueólogo?


El joven David Stuart
David Stuart es un norteamericano que desde chiquito ha estudiado los mayas, porque a sus papás les fascinaba todo lo que tenía que ver con la cultura maya. Todavía era muy joven cuando acompañaba a sus papás a los sitios arqueológicos del mundo maya. Le encantaba ver los templos con sus misteriosos glifos. Cuando tenía diez años, estaba en el sitio de Cobá en México, donde acababan de encontrar dos estelas. Su papá, George Stuart, empezó a dibujarlos glifos, y lo mismo hacía el pequeño David. Los estudiaba de todos lados hasta que logró descifrar algunos. A los quince años, ¡David ya era reconocido como especialista de la escritura maya! Recibió una beca para estudiar en la universidad y ahora, ya mayor, es el director del departamento de jeroglíficos mayas en el Museo Peabody en los EEUU.
 

¿Por qué ya casi no se habla el chortí?

El idioma chortí ya casi no se habla en Copán y es una lástima, porque es parte de la cultura maya hondureña.
La pérdida del idioma se debió a muchas razones. Algunas personas salieron de su comunidad para vivir en lugares donde sólo se hablaba el español, sin posibilidad de practicar la lengua chortí. En otros casos los chortí fueron oprimidos y discriminados y no hablaban su idioma porque este fue prohibido o porque les daba pena usarlo. La consecuencia de todo esto fue que el idioma chortí no se conservó en el valle de Copán. En otras palabras: no lo enseñaban en las escuelas, ni los papás lo enseñaban a sus hijos y el resultado fue la conservación tan sólo de algunas palabras como ixchocos (niños), mix (gato) y charco (pozo de lodo).
Afortunadamente, ahora hay mucho interés por recuperar esta lengua. Mucha gente lo está estudiando, además de enseñarlo en casi todas las escuelas de las comunidades chortí.
Los glifos mayas nos ayudan a entender mejor el idioma de nuestros antepasados, porque muchas palabras del chortí son iguales. ¡Otra muy buena razón para proteger los monumentos tallados con glifos!
Niña de Choncó
 

Sabías que…

Glifo equivocado de un elefante
Descifrar los glifos mayas no es fácil, por lo que muchos especialistas han cometido errores. Uno de los primeros arqueólogos estuvo seguro de que algunos glifos representan elefantes, lo cual es muy improbable, ¡porque los mayas nunca conocieron los elefantes!
Los escribanos eran los encargados de escribir sobre la historia y los sucesos del reinado. Formaban una clase social aparte y eran muy respetados. Generalmente eran familiares del rey y vivían en casas bonitas y vestían con ropa preciosa.
Códice de Madrid
Glifo de Chuen
Los escribanos estaban protegidos por varios nahuales, como el conejo y el mono. También tenían su día especial en el calendario Tzolk’in, dedicado a los escribanos, el día número 11, el Chuen.